La Catedral de Girona con niños: visita exterior

fachada catedral girona

Mantener la atención de un niño durante una visita a una Catedral es muy difícil, pero si animamos la excursión con un buen repertorio de sorpresas inesperadas que encierran antiguas leyendas conseguiremos entretenerlos al tiempo que aprenden. 

La página oficial de la Catedral de Girona (catedraldegirona.org) contiene material didáctico muy interesante para visitas con escolares (en Catalán), así como un plano de la Catedral

La Catedral de Girona está dedicada a Santa María y se encuentra en la parte más alta de la ciudad. Debéis saber que tiene la nave gótica más ancha del mundo y que si comparamos todas las naves de todos los estilos arquitectónicos se encuentra en segundo lugar, solo detrás de la de San Pedro del Vaticano.

Antes de llegar a la puerta principal de la Catedral deberemos remontar la grandísima escalinata con sus noventa escalones, sí habéis leído bien ¡noventa! (podemos comenzar la excursión contando escalones)

🙂

A continuación observaremos su imponente fachada, con sus columnas y sus figuras o estatuas ( las dos que flanquean la puerta son San Pedro, con la llave,  y San Pablo, con la espada) 

En lo alto de la fachada, en su lado derecho, el campanario. Contiene seis campanas, una de ellas, las más famosa, es la encargada de tocar las horas y aunque su nombre es “La Beneta” en realidad es conocida por todos los gerundenses como “El Bombo” por su tamaño y su sonido.

catedral-y-campanario-girona

 

En esta foto si se aprecia el campanario sobre la fachada (arriba a la derecha)

Puerta-de-los-apostoles-Gir

Si seguimos con la visita exterior, como nos aconsejan en la página oficial, caminando hacia nuestra derecha bordeando el campanario llegamos a la Plaza de los Apóstoles y la puerta del mismo nombre. Cerrando la plaza encontramos el Palacio Episcopal. Una calle que pasa bajo el Palacio Episcopal nos guiará en nuestro recorrido exterior hasta los ábsides y atravesando el jardín de La Francesa llegaremos a la Torre de Carlomagno.

Pegada a la Torre de Carlomagno se encuentra la figura de una mujer de piedra saliendo directamente de la pared, lleva una larga vestimenta, la cabeza cubierta y un pergamino en una mano, es una gárgola con forma humana y  también es el motivo de una de las leyendas más famosas de Girona: La Bruja de la Catedral

Antes de contaros la leyenda os explicaré que es una gárgola y para qué sirve. Una gárgola es un desagüe antiguo, una especie de canal de piedra usado para recoger el agua de lluvia y verterla directamente a la calle. En la antigüedad se decoraban las gárgolas con figuras de animales, monstruos o personas. En la Catedral de Girona existen muchas gárgolas pero solo esta tiene forma humana.

Bruja_de_la_catedral_de_Gir

Leyenda de la Bruja de la Catedral: Hace muchísimos años vivió en Girona una mujer dedicada a las diabólicas artes de la bujería y que demostraba su odio hacia la religión lanzado piedras contra la catedral o, según otras versiones, contra la procesión del Corpus. El caso es que un día Dios la castigó y la convirtió en piedra. La pusieron en la parte más alta de la pared del templo para que de su boca, en lugar de insultos y maldiciones, saliera el agua limpia de las nubes. Una canción popular explica la maldición “Piedras tiras, piedras tirarás, en piedra te convertirás….” 

Hemos estado bordeando el exterior de la Catedral,  pero como  no es posible dar la vuelta completa, ahora deberemos regresar sobre nuestros pasos hasta la puerta principal, donde iniciaremos la visita interior a la Catedral de Girona